miércoles, 27 de junio de 2012

Sarah Shun-lien Bynum: Las crónicas de la señorita Hempel. Por Javier Sánchez

Shun-lien Bynum, Sarah: Las crónicas de la señorita Hempel. Libros del Asteroide, Barcelona, 2011 (original de 2008). 262 páginas. Traducción de Gabriela Bustelo. Comentario realizado por Javier Sánchez.

Lo bueno que tiene esto del blog es que la gente se empieza a animar a recomendarte libros. Todavía no consigo que "visitas, cómplices y amigos" (como reza en el contador del blog) escriban comentarios a sus lecturas, pero todo se andará... (aunque agradezco a las personas que ya han hecho algún comentario el haberlos realizado).

El libro que nos ocupa hoy, Las crónicas de la señorita Hempel, me lo ha recomendado un amigo de largo recorrido: José Luis Matesanz. Lo compré en la Feria del libro de Madrid. Y tengo que reconocer que me ha encantado. Es una novela sencilla, fresca, situada en el nivel de lo cotidiano, pero que es capaz de elevarlo hasta las alturas de lo extraordinario. Es divertida, cercana... en las situaciones que presenta y en el análisis que hace de los personajes, fundamentalmente el central, el de la señorita Hempel. Pero vayamos poco a poco.

De la autora, Sarah Shun-lien Bynum, sé muy poco, prácticamente lo que dice el propio libro de ella. Nació en Houston en 1972. Es profesora de Escritura y Literatura en la Universidad de California San Diego. En 2004 publicó su primera novela, Madeleine is sleeping, que fue finalista del National Book Award y del Herdinger Kafka Prize. Las crónicas de la señorita Hempel es su segunda novela, que fue finalista del PEN/Faulkner Award y recibió numerosos elogios de crítica y público. En el año 2010 fue elegida por la revista The New Yorker como una de los veinte mejores escritores norteamericanos menores de cuarenta años.

jueves, 21 de junio de 2012

Fernando Cordero: El álbum de Javi. Por Javier Sánchez

Cordero, Fernando y Varela, Martín: El álbum de Javi. Fundación SM, Madrid, 2011. 35 páginas. Ilustraciones de Patxi y Poe. Comentario realizado por Javier Sánchez.

El sábado pasado, la fundación Acrescere presentaba una campaña de sensibilización cuyo lema era "Hogares donde crecer". Con esta campaña, Acrescere se marca como objetivo concienciar a la sociedad de que, en España, hay más de 30.000 niños sin hogar (viviendo en instituciones públicas) esperando que surjan familias generosas que quieran abrir sus puertas para acogerlos. Ya de entrada conviene tener en cuenta que una cosa es el acogimiento y otra muy distinta es la adopción. El acogimiento tiene un carácter temporal, mientras que la adopción es permanente. De hecho, existen muchas modalidades de acogimiento: acogimiento familiar, acogimiento familiar de urgencia, vacaciones en familia... entre otros. 
Para conseguir el objetivo de sensibilizar a los asistentes, la fundación Acrescere me pidió que leyera un libro y que lo presentara a los allí reunidos. Evidentemente dije que sí. Los más avispados ya os habréis dado cuenta de que el libro es justamente El álbum de Javi, y de que me voy a aprovechar de las notas que tomé para la preparación de la presentación para elaborar este comentario que estáis leyendo.

viernes, 15 de junio de 2012

Henri Nouwen: ¿Puedes beber este cáliz? Por Javier Sánchez

Nouwen, Henri J. M.: ¿Puedes beber este cáliz? PPC, Madrid, 1997. Colección Sauce 66. 107 páginas. Traducción de Emilio Ortega Sebastián. Comentario realizado por Javier Sánchez.

Si alguien hubiera preguntado hace veinte años quién es Henri Nouwen, un porcentaje muy elevado habría contestado que es el autor de El regreso del hijo pródigo. Esto es verdad. Y pocas veces en la historia de la literatura religiosa un título alcanzaba ventas casi equiparables a las de una novela al uso. Incluso llegó a ponerse de moda escribir libros espirituales, e incluso novelas, tomando como pretexto el análisis de un cuadro. Bien. Sin embargo, si hoy lo preguntáramos, la mayoría de la gente contestaría que nos encontramos ante un sacerdote holandés, autor de innumerables libros, que cambió su vida radicalmente a raíz de un encuentro que tuvo con una comunidad del Arca (para entender qué es el Arca, véase el comentario que hemos dedicado en este blog a su fundador: Jean Vanier). En España todo el mundo lo conoce. No obstante, comenzaremos con una pequeña semblanza.

Henri Nouwen (1932-1996) nació en los Países Bajos. Ya desde niño sintió su llamada al sacerdocio, lo cual ha marcado profundamente su vida. Tras pasar dos décadas como profesor en la Menninger Foundation Clinic en Kansas (Estados Unidos) y en las universidades de Notre Dame, Yale y Harvard, cambia radicalmente el rumbo de su vida como consecuencia de una estancia que tuvo en la comunidad del Arca de Daybreak, en Toronto.

sábado, 9 de junio de 2012

Judith Shklar: Los rostros de la injusticia. Por Juan Carlos Velasco

Shklar, Judith: Los rostros de la injusticia. Herder, Barcelona, 2010 (edición original de 1990). 200 páginas. Traducción de Alicia García Ruiz. Prólogo de Fernando Vallespín. Comentario realizado por Juan Carlos Velasco.

Juan Carlos Velasco, gran amigo mío, es investigador científico del Instituto de Filosofía del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) de Madrid. La filosofía política constituye su ámbito específico de trabajo y dedica especial atención a cuestiones como las políticas migratorias (es editor de un blog titulado "Migraciones. Reflexiones cívicas"), el multiculturalismo, la democracia deliberativa o las concepciones de la justicia global, temas sobre los que versan sus últimos artículos publicados en revistas nacionales e internacionales. Desde aquí mi agradecimiento por tan brillante colaboración en este blog. (Nota del administrador.)


In principio erat iniustitia
Platón ya nos advirtió de que sin una especial afinidad no es posible penetrar en el sentido de bienes tan abstractos como la justicia (Carta VII, 344). Esta consideración concuerda, por lo demás, con una observación bastante común entre los mortales: no sabemos bien qué es la justicia. Esta afirmación es compatible, sin embargo, con el hecho de que todos somos capaces de reconocer las injusticias, sobre todo en sus formas más manifiestas y más aún si nos afectan en primera persona. «¡No es justo!» o «¡No hay derecho!» son frases que todos hemos empleado alguna vez y para eso no hacen falta grandes teorías. La justicia no es una mera idea, algo que queda cabalmente sugerido en el lenguaje natural con la expresión «el sentido de la justicia». Y este peculiar sentido nace de la percepción de la injusticia, así como del dolor y la indignación que de ella se derivan. La injusticia como experiencia fundamental sería entonces previa a la reflexión teórica y no precisaría para expresarse de un discurso analítico ni de una concepción sistemática de la justicia. Más bien sería al revés, pues muy probablemente todas nuestras categorías normativas y, especialmente, las de carácter moral, provengan de la experiencia y la sensación airada de repudio ante lo inaceptable.

domingo, 3 de junio de 2012

Greg Garrett: La fe de los superhéroes. Por Javier Sánchez

Garrett, Greg: La fe de los superhéroes. Descubrir lo religioso en los «cómics» y en las películas. Sal Terrae, Santander, 2009 (edición original de 2008). Colección Pastoral 91. 199 páginas. Traducción de Juan Antonio Medina López. Comentario realizado por Javier Sánchez.

Sí, ya sé. No, no ha sido un despiste. Efectivamente, este blog es serio. Pero, con el comentario de este libro, además de presentaros una obra nueva, quiero rendir de alguna manera homenaje a algo que ha estado presente en mi vida desde que tengo "uso de razón": los cómics. Para que os hagáis una idea, yo perfectamente podría decir que he aprendido a leer con ellos. Lo bueno de tener un hermano mayor, y unos vecinos adictos a los cómics, es que he podido disfrutar de buena literatura durante todas esas tardes interminables de verano en Cáceres. Te daba tiempo a leer de todo, tanto libros clásicos de aventuras (Salgari, Verne, Swift, Defoe, Stevenson, etc.), sin olvidar a la incomparable Enid Blyton (y los magníficos Siete Secretos y los Cinco), como cómics. Por los gustos de mi hermano y de mis vecinos, yo me especialicé en los superhéroes de la Marvel. ¿Que no sabes quiénes son? Yo te los recuerdo rápidamente: Spiderman, Hulk (La Masa), Silver Surfer (Estela Plateada), los Cuatro Fantásticos, Dare Devil (Dan Defensor), los Vengadores, Iron Man (el Hombre de Hierro), Thor, Ghost Rider (el Motorista Fantasma), el Doctor Extraño, X-Men (la Patrulla X), el Capitán América, etc. También estaban los supermalotes: el Duendecillo Verde, Magneto, Galactus, Cráneo Rojo, Loki, Escorpión, el Hombre de Arena... (la lista también es muy larga, y no quiero marearos con tanto nombre). Me imagino que, ahora que os los he presentado, os sonarán muchos de ellos. Sobre todo, porque desde Hollywood no dejan de sacar películas de superhéroes, lo cual me hace enormemente feliz.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...