domingo, 28 de octubre de 2012

Jaime Vicario: Paradeisos. Por Javier Sánchez

Vicario Fernández, Jaime: Paradeisos. La vida después de la muerte. Rico Adrados, Burgos, 2012. 144 páginas. Comentario realizado por Javier Sánchez.

La vida está llena de sorpresas. De verdad. Nunca jamás podría imaginarme que un compañero nuevo de trabajo pudiera sorprenderme tanto como lo ha hecho Jaime Vicario. Lo conocí a finales de junio. Me lo presentaron como un profesor nuevo de Religión para el curso que comenzaba en septiembre. Estuvimos charlando bastante tiempo. Le puse al día de todo lo que hacíamos en el colegio en lo que a Religión se refiere. Él me escuchaba atentamente mientras nos tomábamos unas cervezas. Algo me contó de sus avatares en la vida. Pero no reveló uno de sus secretos: que dibuja cómics como los ángeles. Llegamos a septiembre. Para que se sintiera a gusto en el colegio (y también porque le venía bien para sus clases), le regalé un par de libros. Ahí quedó la cosa. Al día siguiente él se presentó en el colegio y me dijo: "Javier, yo también te quiero regalar un libro". "Fantástico", le contesté, "pero no tienes por qué hacerlo". Miré el libro por encima. Era un cómic. "Fenomenal, Jaime, ¿tú sabías que a mí me encantan los cómics?". "Míralo despacio, por favor, y me cuentas qué te parece". Mi sorpresa fue mayúscula. "¡Vaya! Pero si tú eres el autor". Efectivamente, Jaime es el autor del libro, del texto, de los dibujos... "Perdona, Jaime, ¿de qué va este libro?". Muy humildemente me contestó: "Es mi tesina de licenciatura en teología, que presenté en el año 2007 en la universidad de Santo Inácio, en Belo Horizonte, Brasil". Me quedé sin saber qué decir porque jamás en mi vida hubiera imaginado que alguien hubiese podido presentar una tesina en teología, más concretamente en escatología, en formato cómic. Por supuesto, le pusieron sobresaliente cum laude. Y yo lo aplaudo.

domingo, 21 de octubre de 2012

Antonio Guillén: Agradecer tanto bien recibido. Por Blanca Arregui

Guillén, Antonio: Agradecer tanto bien recibido. Ejercicios de san Ignacio. Frontera-Hegian, Vitoria, 2006. 82 páginas. Comentario realizado por Blanca Arregui.

El P. Antonio Guillén es, por este orden, buena persona, jesuita y valenciano. Teólogo y economista, actualmente es el Instructor de Tercera Probación ("segundo noviciado") de la Compañía de Jesús en España. Enamorado de los Ejercicios Espirituales de san Ignacio, y gran especialista en los mismos, si apuntara el número de veces que los ha dado a religiosos, sacerdotes y seglares, sería cientos… De él quisiera destacar su don para transmitir una imagen de Dios ancha, de un Dios liberador, siempre amor y perdón, comprensivo y compasivo, gratuidad desbordante. El libro que voy a comentar transmite esa imagen de Dios. De todo ello he disfrutado abundantemente porque tengo la fortuna de que sea gran amigo mío y de mi marido, además de nuestro acompañante espiritual desde que hicimos los Ejercicios en retiro de mes con él hace once años. Y es que es el tío Timo de mis hijos.

El libro que voy a comentar es un libro breve, lo han llamado Cuaderno de Reflexión y Comunicación realmente, en el que el autor da pautas para hacer unos Ejercicios Espirituales ignacianos de ocho días. Para los que no los conocéis, los Ejercicios Espirituales propuestos por san Ignacio de Loyola, en el siglo XVI, ofrecen un camino de oración y experiencia espiritual, fundamentado en la búsqueda de la voluntad de Dios Padre para nuestra vida. Camino que se recorre contemplando los misterios de la vida de Jesús y pidiendo conocerlo e interiorizarlo. Hacer Ejercicios es aprender a llenar nuestra existencia de sentido en Dios y abrirnos al Señor que desea dársenos, siendo tan actuales en el siglo XXI, como lo fueron en el pasado. San Ignacio esperaba, y esa era su experiencia, que la persona (ejercitante) que los hiciera diera gran fruto apostólico. En la presentación del libro el autor os explica, mucho mejor que yo, lo que son los Ejercicios Espirituales ignacianos.
En todo caso, hemos de decir que el lenguaje del libro de san Ignacio es un lenguaje antiguo que a veces resulta difícil para el hombre o mujer de hoy día. Por eso, el libro de Antonio Guillén, tan actual y tan ignaciano a la vez, es una joyita.

domingo, 14 de octubre de 2012

Dolores Aleixandre: Las puertas de la tarde. Por Javier Sánchez

Aleixandre, Dolores: Las puertas de la tarde. Envejecer con esplendor. Sal Terrae, Santander, 2007. Colección «El pozo de Siquem» 217. 191 páginas. Comentario realizado por Javier Sánchez.


Hay un tema que no hemos tratado todavía. Un tema que nos da miedo, pero que ha movido a toda la humanidad a salir de sí misma, de lo inmanente, para buscar, y encontrar, lo trascendente. Me refiero al tema de la muerte. Yo no quiero ponerme pesimista ni trágico, pero ahí está. Cuando tus mayores van siendo muy mayores, cuando ves cómo se van apagando como velas, no puedes mirar para otra parte. Lo mismo ocurre cuando ves que tienen algo más que "goteras" y que, poco a poco, sus capacidades -por las que brillaron en otro momento- van deteriorándose lentamente. Es duro que un ser querido abandone esta vida, pero también es muy duro ver cómo tus padres inician el camino inexorable de la dependencia. Sobre todo, cuando sabes que la guerra, tarde o temprano, la vas a perder. Y no puedes hacer nada salvo acompañarles y quererles.

En este contexto personal, y aun en medio de la bien llamada "crisis de los cuarenta", me he dispuesto a leer y a rezar un libro de Dolores Aleixandre (a la que adoro) que se centra, desde la perspectiva de la Biblia y de su experiencia personal, en el otoño y en el invierno de la vida, es decir, en la cuestión del envejecimiento y la muerte. Y antes que nada, tengo que reconocer que este libro se lo hemos regalado a mis padres y a los padres de Cristina, y que les ha encantado. En su momento comentaron que estaba lleno de verdades, y que les estaba ayudando a la hora de enfrentarse a determinadas cuestiones. Que les daba mucha paz interior. Este es el mejor juicio que puede recibir esta obra. Sin embargo, quiero dejar bien claro desde el principio que este libro no va dirigido exclusivamente a la gente mayor, sino también a todos aquellos que, por unos motivos o por otros, acompañan a las personas mayores. Te da mucha luz y te orienta en temas que, probablemente, nunca te habías planteado. Por lo menos, eso me ha ocurrido a mí.

domingo, 7 de octubre de 2012

Pedro Miguel Lamet: Las palabras vivas. Por Julia Merodio

Lamet, Pedro Miguel: Las palabras vivas. Confidencias de Juan, el discípulo predilecto. Paulinas, Madrid, 2011. 200 páginas. Comentario realizado por Julia Merodio.

Julia Merodio, gran seguidora apasionada de Jesús, es ante todo una madre convencida de que Dios se hace presente de una manera especial en las relaciones humanas y, en concreto, en la familia. De ahí su dedicación a los cursillos prematrimoniales en la parroquia Santa María de la Esperanza (en donde he tenido el privilegio de conocerla), y a sus múltiples e innumerables charlas, conferencias, retiros, etc. que prodiga a lo largo y ancho de España. Es autora de varios libros, entre los cuales quiero destacar ¿Vives o convives?, una auténtica joya para vivir el encuentro con tu pareja como oportunidad de encuentro con Dios. Desde aquí mi más sincero agradecimiento por su colaboración en este blog. (Nota del administrador.)

Desde el primer momento que vi anunciado este libro sabía que lo leería. Las palabras que anteceden al título tiraron de mí para que no demorase el tenerlo en mi poder: “Confidencias de Juan, el discípulo predilecto”. ¿Qué tendría que decirnos?

Pedro Miguel Lamet sj, según descubro en su biografía, ha publicado treinta y siete libros, ha sido director del semanario Vida Nueva y columnista en diversos periódicos, emisoras y revistas (Radio Vaticano, Cadena Cope, Radio Nacional, Pueblo, El País, El Globo), especialmente de Diario 16, además de profesor de Estética y Cinematografía en varias universidades, habiendo obtenido ocho premios periodísticos y literarios.
Por apuntar alguna de sus obras reseñaré: El mar de dentro, La seducción de Dios, Arrupe, José Mª Rubio: Como lámpara encendida, Juan Pablo II, hombre y Papa, Diario de María de Nazaret, El aventurero de Dios: Francisco Javier y uno, también muy reciente, sobre la persecución de la Compañía de Jesús en tiempos de Carlos III.

Este último libro de Lamet, que ahora presento: Las palabras vivas, es un libro que atrapa rápidamente y, aunque sus textos son más para saborear y leer despacio, es imposible conseguirlo. Según vas leyendo, quieres ir más allá. Seguro que la mayoría de la gente lo leerá enseguida –como hice yo- pero sin dejar de volver a él para desmenuzarlo e interiorizarlo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...