lunes, 15 de abril de 2013

Gabino Uríbarri (ed.): El corazón de la fe. Por Javier Sánchez

Uríbarri, Gabino; Rodríguez Panizo, Pedro; Cordovilla Pérez, Ángel y Martínez-Gayol, Nurya: El corazón de la fe. Breve explicación del Credo. Sal Terrae, Santander, 2013.  Colección "Presencia Teológica" 196. 125 páginas. Comentario realizado por Javier Sánchez.


Me imagino que, a estas alturas de curso, todos sabemos que estamos viviendo en la Iglesia el año de la fe. El Papa emérito Benedicto XVI abría así un tiempo de reflexión sobre una de las virtudes cardinales que es central en la vida de un cristiano. ¿Está justificado este año de la fe? Evidentemente sí. Sobre todo cuando la Iglesia se fundamenta de una manera especial en esta virtud, y cuando los cristianos no siempre son capaces de dar "razón de su fe" (como propone San Pedro en su primera carta).
Desde los inicios de la Iglesia ha habido mucho interés en poder encerrar el núcleo de la fe cristiana en una pequeña oración: el credo. En él se refleja el corazón de la fe cristiana, lo más sustantivo y preciado de nuestra fe. El credo es el resumen más solemne y autorizado de los contenidos de la fe de la Iglesia, que se recita de pie en los momentos solemnes de la liturgia, como son el bautismo y la celebración de la eucaristía. El credo, por otra parte, a lo largo de la historia ha dado identidad a los seguidores de Jesús, seguridad y sentido de pertenencia a una institución. En todo momento ha sido una referencia fundamental clara.
Sin embargo, es una pena no conocer el credo y no saberlo explicar. Por este motivo, el Papa emérito Benedicto XVI nos invita de modo explícito a conocerlo mejor y a comprender y asimilar su contenido, para enriquecimiento personal y para poder presentarlo y explicarlo a otras personas.


«Habrá que intensificar la reflexión sobre la fe para ayudar a todos los creyentes en Cristo a que su adhesión al Evangelio sea más consciente y vigorosa, sobre todo en un momento de profundo cambio como el que la humanidad está viviendo» (Benedicto XVI: Porta fidei, 8).

«Deseamos que este Año suscite en todo creyente la aspiración a confesar la fe con plenitud y renovada convicción, con confianza y esperanza» (ibid., 9).

Este libro surge como respuesta a la petición del Papa. Los autores del libro, todos ellos profesores de teología en la Universidad Pontificia de Comillas (Madrid), fueron invitados a dar conferencias sobre el credo a un público general. Justo de ahí surgió la idea (según comenta Gabino Uríbarri en la introducción) de reunir las conferencias en un libro, para facilitar a un auditorio más amplio una aproximación sencilla y bien fundada a los contenidos principales de dicho credo. Por tanto, este libro está dirigido a un cristiano medio que quiere mejorar su formación religiosa.

La estructura del libro es muy clara: se comienza por clarificar en qué consiste creer, para, a continuación, desplegar el contenido fundamental de cada uno de los artículos del credo: creo en Dios Padre, creo en Jesucristo y creo en el Espíritu Santo en la Iglesia.

1.- La fe como conversión del corazón (¿en qué consiste creer?). Este capítulo es desarrollado por Pedro Rodríguez Panizo (profesor de teología fundamental). En él se introduce en la fe entendida al estilo de san Bernardo, como conversión del corazón a Dios. Tomando algunos ejemplos de la Biblia, este apartado concluye con la explicación de los dos credos que existen en la Iglesia: el símbolo de los apóstoles (credo corto, para entendernos) y el símbolo niceno-constantinopolitano (credo largo).

2.- Creo en Dios Padre. Ángel Cordovilla (profesor de teología dogmática) desgrana el primer artículo del credo destacando que ya estaba presente en toda la tradición judía. Dios aparece así desde distintas perspectivas: como origen de todo, como un Dios personal: libertad, amor y sentido, como Padre (en los tres sentidos psicológico, sociológico y metafísico). Igualmente Dios es entendido como misterio, como don inagotable, como amor omnipotente. Este capítulo termina dando una visión del Padre desde la perspectiva de Jesús (Dios como abbá).


Gabino Uríbarri, editor de la presente obra.
3.- Creo en Jesucristo. Como no podía ser de otra manera, este capítulo es desarrollado por Gabino Uríbarri (profesor de teología dogmática). Partiendo del hecho de que nuestra fe es cristocéntrica, el autor se adentra en la fe cristológica desde sus orígenes (el kerygma, los títulos cristológicos, los himnos cristológicos...) para concluir haciendo unas breves acotaciones desde las controversias cristológicas. En el credo se recoge, en primer lugar, la identidad de Jesús de Nazaret; en segundo lugar, se describe su acción; y, en tercer lugar, se describe su situación actual: está sentado a la diestra del Padre.

4.- Creo en el Espíritu Santo en la Iglesia. Nurya Martínez Gayol (profesora de teología dogmática) comienza su capítulo destacando la necesidad del Espíritu Santo para la confesión de fe en el Padre y en el Hijo. De las tres personas de la Trinidad, es la menos conocida, hasta el punto de que su persona despierta cierto misterio e inquietud. Tras explicar qué se dice en el credo sobre el Espíritu Santo, la autora se centra en sus acciones: crear, pues es el Espíritu Creador; unir, pues es el Espíritu de Unidad; inhabitar nuestros corazones; santificar, porque es Santo; liberar y guiar; testimoniar y revelar la Verdad, etc. El capítulo termina explicando la acción del Espíritu Santo en la Iglesia. La realidad de la Iglesia y del Espíritu Santo están íntimamente relacionadas.

Así pues, libro muy recomendable para profundizar en las verdades contenidas en el credo cristiano. Está escrito (aunque no siempre se consigue) con un lenguaje que intenta ser cercano al gran público en general. Siendo tan corto como es (tiene solo 125 páginas), es muy asequible para irlo degustando poco a poco, capítulo a capítulo. Por lo demás, yo creo que es de gran ayuda para tratar de entender un poco más los contenidos de la fe cristiana. En un claro intento por responder a la propuesta del Papa emérito Benedicto XVI, también es una invitación para que cada uno de nosotros tratemos de cerrar este año de la fe siendo un poquito más conscientes de lo que decimos en las misas dominicales. ¿Realmente conocemos lo que decimos que creemos en el credo? ¿Realmente creemos todo lo que decimos en el credo? Sin duda, este libro te ayudará a despejar algunas incógnitas. No dejes pasar la oportunidad.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...