miércoles, 9 de octubre de 2013

Chris Stewart: Entre limones. Por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo

Stewart, Chris: Entre limones. Historia de un optimistaAlmuzara, Córdoba, 2006. Traducción de Alicia de Benito Harland. 304 páginas. Comentario realizado por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo.

Me recomendaron este libro volviendo este verano del entierro de una amiga. En el viaje de casi dos horas en coche salió a relucir este libro, y fue de esas veces que te mencionan una obra y tienes la necesidad de leerla. Así que terminé de leer la novela que tenía entre manos y me puse a leerlo con el corazón puesto en el subtítulo: Historia de un optimista.

La historia es real, es una novela autobiográfica. Una pareja de ingleses decide trasladarse a la Alpujarra. Él llega primero dispuesto a encontrar un cortijo para comprarlo. Una vez adquirido el cortijo (cuyo nombre es El Valero) surgen las pegas que no supieron ver (por los engaños del antiguo propietario y su inexperiencia en estos temas) y las que van apareciendo. Lo que me gustaría destacar es la actitud con la que encaran todos los problemas. También es importante la relación con los vecinos más cercanos, donde unos ayudan a otros, unas veces gratis y otras cobrando. Cuando uno se acerca a una historia real tiende a descalzarse, porque pisas “terreno sagrado”. Así, cuando ves lo que le sucede, el nivel de empatía es mayor: sufres y disfrutas con el protagonista. Quiero resaltar una cosa importante: no es la historia de unos hippies. Ellos deciden vivir en la Alpujarra pero no desechan hacerlo con las mayores comodidades posibles.
No vayáis buscando loas a España, a Andalucía o a las Alpujarras. Este libro es bastante crítico con algunas de nuestras actitudes. Lo primero, el título. Uno se imagina que se refiere a las plantaciones de limones cuando coge por primera vez el libro; sin embargo, al suceso de los limones no le dedica ni un párrafo completo. “Conduciendo sobre limones” (traducción literal del título original) quiere decir algo más. Para un extranjero que decide compartir su vida entre nosotros, hay actitudes que le harían desistir de vivir con nosotros, pero como pone en el subtítulo, se trata de “Un optimista en Andalucía” (traducción literal).

Es de estos libros en que sientes la necesidad de imaginarte las escenas. Invita a soñar, viajar y cambiar de forma de vivir. Te hace plantearte vivir más despacio, más arraigado a la t/Tierra (con minúscula y con mayúscula), también te hace caer en la cuenta de los equilibrios de la naturaleza y del valor de la ecología. Se lee fácilmente porque la historia te engancha y necesitas seguir leyendo. Tal vez por eso ha superado el millón de libros vendidos y que se haya traducido a quince idiomas. Pero cuidado, no es un libro de autoayuda.

Chris Stewart se presenta él mismo en el libro, ha trabajado en muchas cosas como músico, esquilador, agente de seguros…

La historia continúa, hay dos libros más: El loro del limonero y Los almendros en flor, que ya los tengo preparados para leerlos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...