lunes, 25 de noviembre de 2013

Khaled Hosseini: Y las montañas hablaron. Por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo

Hosseini, Khaled: Y las montañas hablaron. Salamandra, Barcelona, 2013 (edición original de 2013). 382 páginas. Traducción de Patricia Antón de Vez y Rita da Costa. Comentario realizado por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo.

Esta novela que hoy os quiero presentar llegó a los primeros puestos de libros más vendidos a los pocos días de salir, seguramente por la fama que han obtenido las dos novelas que le precedían. Para mi gusto, es la peor de las tres. Aunque mejoraría bastante si le quitas el capítulo 5 y, sobre todo, el capítulo 8. No tengas miedo de saltártelo, no aporta nada a la historia y –argumentalmente- parecía que la novela había acabado en el capítulo 7.

Y las montañas hablaron es la tercera novela de Khaled Hosseini, autor nacido en Afganistán que se exilió con su familia a EEUU cuando llegaron los talibanes al poder, dado que su padre era diplomático con el gobierno anterior. Licenciado en medicina, saltó a fama con su primera novela “Cometas en el cielo”, que escribió mientras hacía la residencia. Su segunda novela -Mil soles espléndidos-también estaba ambientada en Afganistán. Lo normal es que llegues a esta novela porque ya has leído las dos primeras y estás ansioso por conocer nuevas historias de Afganistán. Según Michiko Kakutani, del The New York Times, esta es la mejor y más compleja. Kakutani destaca que "las dotes narrativas de Hosseini se han profundizado en los últimos años, permitiendo anclar los sentimentalismos de sus historias en finos detalles y emoción genuina".

La novela arranca en 1952. Es la historia de una familia muy pobre que se ve en la obligación de entregar a una niña –Pari- en adopción a una familia en la que trabaja como chófer un cuñado del padre. Pasados unos años, cuando al padre adoptivo le da una trombosis, la madre adoptiva se la lleva a París.

Cada hilo narrativo tiene un capítulo. El primero es la entrega de la niña (la madre moriría tras el parto); en él se nos explica que la donación de la niña en adopción es algo así como «cortar el dedo para salvar la mano». El segundo capítulo es desde la óptica del hermano. Tras morir su madre, su padre no puede atender a la niña, por lo que es el hermano cuatro años mayor el que se encargará de ejercer de padre y madre. El tercer capítulo nos narra la historia de la mujer hasta que se casa con el padre al enviudar. El cuarto toma la perspectiva del hermano de la mujer de la segunda esposa, el que trabaja como chófer y cocinero de la familia rica. El capítulo 5 se centra en la historia de dos vecinos de la familia rica que vuelven a Kabul en 2003 (este capítulo es prescindible, ya que no aporta nada a la historia). El capítulo 6 nos cuenta la vida de la niña en París hasta que se hace adulta. En el capítulo 7 vemos a un hermanastro de la niña que vuelve a Afganistán después de haber vivido en un campo de refugiados en Paquistán, vemos qué ha pasado con su aldea, todo a través de los ojos de un hijo del hermanastro y de otro niño. El capítulo 8 es francamente prescindible, parece que la novela hubiera acabado en el capítulo 7 y que este capítulo fuera un a modo de epílogo, pero no aporta nada al relato. Por último, el capítulo 9 supone un remate final a la historia.
Khaled Hosseini

La parte más bonita de la historia es ver cómo se tejen las relaciones en las que unos cuidan de otros. Aparecerán por parejas y siempre hay uno que cuida de otro. Pari niña fue cuidada por Abdulá (su hermano), Suleimán (el padre adoptivo) por Nabi (el chofer), Nila (la madre adoptiva) por Pari, Pari adulta por su hija Isabelle, Markos y su madre por Thalía, Abdulá por su hija Pari. 
Reitero que tengas cuidado con el capítulo 8, es una trampa para dejarte mal sabor de boca en el libro.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...