lunes, 5 de mayo de 2014

E. L. James: Cincuenta sombras de Grey. Por Blanca Arregui

James, E. L.: Cincuenta sombras de Grey. Grijalbo, Barcelona, 2012 (edición original de 2011). 544 páginas. Traducción de Helena Trías Bello y Pilar de la Peña Minguell. Comentario realizado por Blanca Arregui.

Erika Leonard James es la escritora británica de 50 años, casada y con dos hijos, que ha escrito la trilogía Sombras de Grey, que dicen que ha cautivado a muchas madres y que le ha llevado a ser nombrada por la revista Time como una de las cien mujeres más influyentes del mundo en 2012. Empezó a escribir hace sólo cinco años, siendo su único trabajo destacable Master of the Universe, una fan fiction (relato de ficción de una fan) de la saga Crepúsculo.
¿Se puede hacer una lectura seria de esta trilogía de novelas eróticas que ha batido todos los records de ventas y que ha recibido simultáneamente tantas alabanzas y críticas? Voy a intentarlo, ya que los que somos de espiritualidad ignaciana creemos que a Dios se le puede encontrar en todas las cosas (y eso incluye en todas las novelas).
Pero antes, quisiera advertir que no tiene sentido leer el primer libro sin leer el segundo. Juntos constituyen un único relato. El primer libro se interrumpe en un momento en que la historia está sólo iniciada, en medio de una discusión que no conduce a ninguna parte. Así que, cuando mi marido me regaló el primer tomo, el segundo me lo compré yo misma en formato e-book.
Para que los que buscan erotismo no se sientan decepcionados, aviso que hasta la página 93 no aparece el primer beso y que tienes que esperar hasta la 142 para leer una escena de sexo explícito. Lo que significa que no es sexo todo lo que reluce en Sombras de Grey.


¿Qué otros temas podemos encontrar? Dicen algunos que el enamoramiento es una “enajenación mental transitoria” y también de eso trata esta novela. En Anastasia y su deslumbramiento por Christian descubrimos la irracionalidad con que vivimos los primeros amores, a la vez que reconocemos cómo puede influir en nosotros aquella persona que nos atrae físicamente, hasta hacernos perder la racionalidad.
De alguna forma, el tema de la riqueza también está presente en el relato, porque el protagonista es millonario y no lo oculta, si bien lo vive con naturalidad. Christian muestra incluso una preocupación por la pobreza del mundo y por la búsqueda de medios para ayudar al desarrollo de los pueblos a través de cultivos especiales o energías renovables. Aunque he de reconocer que este tema no aparece, desde luego, como uno de los centrales; pero sí se ha espolvoreado por el texto.
Además, encontramos otros temas no protagonistas en el libro sobre los que reflexionar: el acoso sexual en el trabajo que sufre Anastasia, pero también la fidelidad de los empleados de Christian; la influencia de los padres y padrastros en los hijos e hijastros; el modelo de fiestas benéficas estadounidenses a favor de causas justas…
Podemos leer el libro y quedarnos con la idea de que trata de la historia erótica de dos guapos: un rico pervertido y una jovencita ingenua. Pero esa sería, en mi opinión, una lectura simplista y muy plana. Tanto como las escenas eróticas, me ha atraído descubrir la evolución de la relación de pareja, el mutuo esfuerzo por acoplarse, los miedos de ambos, que tienen una causalidad distinta y que van desapareciendo…

La autora, E. L. James,
durante la presentación
del libro en Estados Unidos
Quizás por lo que vivo en la Fundación Acrescere (www.fundacionacrescere.org), por la que conozco historias de cientos de niños y jóvenes que han tenido padres que han influido negativamente en sus vidas, me he fijado en el análisis psicológico que el relato encierra sobre cómo Christian Grey llegó a ser como es. Observo las rarezas pero también la ternura y las inseguridades de un adulto treintañero que de niño tuvo una infancia infeliz y fue objeto de malos tratos. Christian da pena. Y lo peor es que esa realidad existe hoy en España y quizás no genere personas sádicas pero sí con agresividad o, como mínimo, con dificultades para el compromiso y las relaciones afectivo-sexuales. En todo caso advierto que en ninguno de los dos tomos se trata esto con hondura y profundidad, y yo lo he echado en falta.
Para febrero de 2015 está previsto el estreno estadounidense de la película, cuyo rodaje ha concluido ya, con Jamie Dorman y Dakota Johnson (hijastra de Antonio Banderas) como protagonistas. No sé si iré a verla cuando llegue a España pues creo que me decepcionará. Temo que no reflejará la parte psicológica de los personajes y que se centrará en las escenas de sexo, a juzgar por los trailers que ya circulan por la red y por la promesa de desnudos integrales.

No os digo cómo termina el segundo tomo y no sé si leeré el tercero. Es posible que sí, algún verano, tumbada en la hamaca de una playa… 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...