lunes, 8 de septiembre de 2014

Antonio Clerici: El tesoro en el campo. Por Javier Sánchez

Clerici, Agostino: El tesoro en el campo. El que encuentra, busca. Paulinas, Madrid, 2009 (edición original italiana de 2009). Colección "Palabras de vida" 1. 114 páginas. Traducción de Adoración Pérez Sánchez. Comentario realizado por Javier Sánchez.


Es curioso. Puedes leer o escuchar un texto miles de veces y creer que ya te lo sabes de memoria. Sin embargo, la realidad es que no es así. Esto es lo que me ha pasado con este libro que hoy te quiero presentar: El tesoro en el campo. Su plantemiento es muy sencillo: se trata de profundizar en la parábola de Jesús del tesoro en el campo, que se recoge en el capítulo 13 del evangelio de Mateo. Pero, ¿es posible escribir 114 páginas sobre un texto tan corto del evangelio? Agustino Clerici, el autor, lo consigue. Ojo, y de qué manera. Al final te quedas gratamente sorprendido y con la sensación de que, efectivamente, la palabra de Dios se renueva cada día y no se agota por muchas lecturas que hagas.

Agostino Clerici, el autor de este libro, es doctor en Filosofía por la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán y sacerdote desde 1991. Actualmente es el director del Semanal de la Diócesis de Como y párroco de Ponzate. Es autor de muchas publicaciones, centradas sobre todo en la Patrística (especialmente san Agustín) y en espiritualidad.

¿Has encontrado? Eso es porque has buscado. Normalmente hemos entendido esta parábola como que es el hombre el que encuentra el tesoro en un campo. Esto es lógico. Sin embargo, no dejamos de caer en cierto voluntarismo y le concedemos al ser humano un protagonismo excesivo. ¿Qué pasaría si consideráramos que es el tesoro el que se deja encontrar? Es más, ¿y si es el tesoro el que encuentra al hombre? Cambio de perspectiva. Algo nuevo va surgiendo.
Pero Clerici no se detiene aquí. ¿Y si es Dios el que encuentra el tesoro, es decir, a cada uno de sus hijos queridos? La propuesta exige una "metanoia", una conversión completa, tanto de la mente como del corazón. Déjate llevar por la idea. Medítala por un momento.

Todo esto puede aplicarse a otros órdenes de la vida. Por ejemplo, el hombre y la mujer encuentran un tesoro cada uno en el otro: sentido profundo del matrimonio. O encuentran un tesoro en los hijos (familia), o en los amigos, o en los compañeros de trabajo, o... (ahí cada uno podrá añadir lo que considere oportuno). Como ves, el cambio ya es radical, y nos sumerge en un mundo en el que todo cobra un nuevo sentido.

Libro, pues, recomendable. Corto, sencillo... no se le puede pedir más. Al final, es una invitación a mirar toda la realidad con ojos nuevos, como los de Jesús. Si no has encontrado, sigue buscando. Si ya has encontrado, sigue buscando. Al final, la vida es una búsqueda de tesoros escondidos: el tuyo personal, el de los que te rodean, el de Dios... En muchas ocasiones, hace falta que alguien te diga: ¡pero si lo que estás buscando ya lo tienes, pero no te habías dado cuenta! Esto es lo que hace Clerici con su El tesoro en el campo. Y recuerda: "Donde está tu tesoro, allí está tu corazón". Que lo disfrutes. Hasta la próxima.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...