lunes, 2 de febrero de 2015

Benjamín González Buelta: La pascua de los sentidos. Por Daniel Izuzquiza

González Buelta, Benjamín: La pascua de los sentidos. Sal Terrae, Santander, 2013. Colección "El Pozo de Siquem" 318. 206 páginas. Comentario realizado por Daniel Izuzquiza.

Desde que en 1990 González Buelta publicase El Dios oprimido: hacia una espiritualidad de la inserción, su nombre ha quedado vigorosamente asociado a la no siempre conocida ni valorada espiritualidad de la liberación. Ya en 1992 nos regaló En el aliento de Dios: salmos de gratuidad, obra en la que se aprecia su exquisita sensibilidad poética. Desde entonces, los años han pasado, el compromiso se ha acentuado, los libros se han sucedido, la sensibilidad se ha agudizado, la experiencia ha madurado…, y los lectores nos hemos enriquecido con una palabra veraz, que combina la prosa precisa y la poesía evocadora, la sobriedad castellana con la efusividad caribeña.
En esta ocasión, el autor nos ofrece unos ciento cincuenta poemas articulados según la dinámica de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio, como ya hizo en 2007 con sus Salmos para sentir y gustar internamente. Además de esto, destaco dos hilos temáticos que trenzan el contenido: la interrelación trascendencia-inmanencia (por ejemplo, p. 38: «mi adentrarme en ti/ y tu adentrarme en mi/ afina mi corazón/ para el compartir creador…») y la cristificación de los sentidos, como indica el título del libro (por ejemplo, p. 181: “Entra Dios por los sentidos/ y se cobija en nuestra hondura./ Ya somos su morada eterna,/ carne transida de Absoluto”). Excelente material para la oración personal, sobre todo, pero también comunitaria y litúrgica. Poesía tangible, honda y de calidad.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...