viernes, 9 de octubre de 2015

José Carlos Rodríguez Soto: Por una cultura de paz. Por José Fernando Juan Santos

Rodríguez Soto, José Carlos: Por una cultura de paz. Resolución de conflictos y mediación. PPC, Madrid, 2012. 87 páginas. Comentario realizado por José Fernando Juan Santos.

Este libro nace de la vida y misión de José Carlos, experimentado misionero y partícipe en el proceso de reconciliación y paz de varios países en África como: Uganda, República Democrática del Congo y República Centroafricana. Todos ellos tienen en común la herida de la guerra, de la violencia, de la injusticia grabada en su historia más reciente. Toda la tarea de este misionero es afrontar el conflicto de forma clara y trasparente, poner luz en él con los recursos de los que se dispone, y mediar entre las partes para llegar a acuerdos negociados, para así buscar la reconciliación y acompañar con esperanza a quienes tienen que vivir sin poder sacudirse definitivamente los traumas que le causaron. 

El esquema del libro responde a esta evolución, con continuas alusiones a lo vivido. Es un libro que requiere un buen orden de lectura y atención, para ir perfilando adecuadamente el siguiente paso a dar. De este modo, los primeros dos capítulos se dedican a esclarecer qué es un conflicto, con sus clases, sus fases y el modo de comprenderlo, y a tratar cinco actitudes ante él: competición, acomodación, huida, compromiso y conciliación. El tercer capítulo, nos hace pensar qué es la paz, partiendo de la tradición bíblica del Shalom, que porta en sí misma un concepto holístico y comunitario, y de la comprensión actual de la paz como un proceso, que incumbe a todas las partes y a toda la sociedad. Los cuatro últimos capítulos dan pautas para afrontarlos con una actitud conciliadora. El primer paso es la escucha activa, el segundo la negociación y el tercero la reconciliación. En cada uno de estos tres puntos, José Carlos hace una presentación muy clara y ordenada, facilitando herramientas muy valiosas y hablando siempre en positivo de las mismas. El último capítulo es un guiño a las respuestas fáciles, que se olvidan de las víctimas, habitualmente los más vulnerables. Trata sobre cómo vivir con las consecuencias de los traumas, cómo acompañar a estas personas correctamente. 

Un libro, en definitiva, del que sentirse muy orgullosos y esperanzados al ver la apuesta incondicional de algunas personas por la paz, que sirven de este modo de abrazo misericordioso y son en sí mismos fermento de aquello que desean alcanzar para todos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...