miércoles, 16 de diciembre de 2015

Manuel Iglesias Hernández: Como un extraño. Por Manuel Iglesias

Iglesias Hernández, Manuel: Como un extraño. Circulo Rojo, Madrid, 2015. 308 páginas. Comentario realizado por Manuel Iglesias.

Manuel Iglesias, ilustre compañero de tertulia de los viernes, es Licenciado en Psicología, Especialista en Psicología Clínica, Titulado Especialista Universitario en Psicodiagnóstico y Tratamiento: Psicoterapia Psicoanalítica (Universidad Pontificia Comillas), entre otras titulaciones. Es también autor del poemario Estadios de un Sentimiento Amoroso (1985). Desde aquí mi agradecimiento y admiración. [Nota del administrador]

Composición

Como un extraño es un libro que se compone de treinta y cuatro capítulos no titulados, en los cuales se narra, en una historia concretada en un periodo temporal, lo que le sucede a su protagonista, Pedro Pérez.

En los primeros capítulos se cuenta la encarnación de un supuesto espíritu en el cuerpo del personaje principal, el resto de la novela trata de cómo es la vida de la nueva persona resultante, la que, con dificultad por parte del espíritu de integrarse en un cuerpo que le es ajeno, investiga el pasado de quien en otro tiempo fue Pedro Pérez.


Sinopsis 

Pedro Pérez, un profesor de Filosofía de un instituto madrileño, acaba de despertar. Es el día de su cumpleaños y también el día de su jubilación. Se levanta de la cama y, aturdido, dirige sus pasos hacia el cuarto de baño. Situado ante el espejo que cuelga sobre el lavabo, descubre con asombro que aparece reflejado en la luna del mismo la cara de un humano que le es desconocido. Lleno de estupor contempla aquel rostro, al tiempo que se pregunta: «¿Quién es esta persona?» y «¿Quién soy yo?».

A partir de este momento siente ser un extraño, una sustancia distinta a la realidad material del mundo en el que ha despertado, un ser espiritual encerrado en el cuerpo de una persona de la que nada conoce. De entre los muchos interrogantes que le asaltan le obsesiona conocer la historia o vida del propietario del cuerpo en el que se siente atrapado, y acerca de ella se dispone a investigar. 


Temas Centrales 

¿Transmigración o Trastorno Disociativo? 

La novela permite que el lector, según sus creencias o conocimientos psicológicos, tome la opción y considere si lo que le sucede al protagonista es un caso de metempsicosis (una tipo de transmigración), o bien, se halla ante un trastorno de tipo disociativo con despersonalización (un tipo de amnesia acompañado de experiencias de distanciamiento, al creerse el afectado ser un observador de los propios procesos mentales y los de su propio cuerpo); todo ello, sin haber perdido el sentido de la realidad. 

Durante la novela, el personaje mantiene la creencia de ser un espíritu predeterminado a ocupar el cuerpo de Pedro Pérez por voluntad divina. Un hecho que el espíritu acepta es su integración con el soma, para así poder pasar por ser la persona de Pedro Pérez. 

La realidad y la ficción 

La novela presenta sucesos "fantásticos" dentro de la cotidianeidad. Así lo es el nuevo lenguaje, o sea, la manera de comunicarse la divinidad con los humanos, usando para ello los mismos métodos que utilizó con Abraham y Moisés y que constan en la Biblia; el simbolismo de lo mitológico, lo que es también utilizado de una manera especial, como sucede en ese misterioso encuentro del protagonista con los perros de Rodolfo Lobo, Bello y Luz; las enseñanzas de los Filósofos de la Felicidad; la constante idea del protagonista de sentirse ser un espíritu transmigrado y el sentido común de Angelines esforzándose en llevar al supuesto Pedro Pérez a mantener contacto con la realidad, etc., elementos que invitan al lector a entrar en un mundo en el que lo que acontece tiene una segunda interpretación posible. 

Referencias psicológicas 

Los personajes se relacionan según su propia idiosincrasia, siempre acorde con el carácter que les distingue. La personalidad de cada personaje resultado de las relaciones mantenidas con los padres, influye en su vida y destino. 

Referencias religiosas 

Aparecen con relativa frecuencia en el libro. Así, el concepto de oración que en él se vislumbra es la de tener comunicación directa con Dios sin la participación de intermediarios, es decir, sin seguir el formulismo de las religiones institucionalizadas. 

El "Caso Marina", una joven que habla con Dios; la Guía que Pedro Pérez sigue a la hora de hacer peticiones, portada de su manuscrito "Reseñas de Casos y Experiencias"; la confesión de Angelines de que existe un Dios único y de que el alma es "el representante de Dios en el interior del yo", etc., son algunas de estas referencias. 


Técnica narrativa 

El tono narrativo está definido por lo que cuenta el protagonista, el cual va relatando lo que le acontece y sobre ello emite juicios, valora hechos e investiga; aunque sin resaltar de forma especial lo que distingue por real y por "fantástico". El protagonista cuenta desde el principio lo que le sucede y piensa, a su modo, y con el fin de dejar constancia. 

El espacio en el que transcurre la novela se sitúa en Madrid, en un lugar especial de la capital, en el que se producen los acontecimientos. Es la zona en la que se mueven los personajes y tiene cierta importancia en el contexto de la obra. 

El mensaje de la historia es claro y a la vez complejo, parte de la existencia de una supuesta comunicación entre lo que acontece a nuestro alrededor y cada uno de nosotros, algo dirigido particularmente para uno de parte de una inteligencia universal o de un inconsciente colectivo, del que habla Carl Jung. Lo que nos guía y da respuestas acerca de nuestro destino. 

El ritmo narrativo lo impone el protagonista, está impulsado por sus descubrimientos y lo que sobre éstos él interpreta, juzga y comenta con Angelines (la portera de la finca en donde vive), mostrando en ello detalles esenciales de la historia. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...