lunes, 6 de junio de 2016

Toni Hill: Los buenos suicidas. Por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo

Hill, Toni: Los buenos suicidas. Debolsillo, Barcelona, 2014. 384 páginas. Comentario realizado por Jesús Ángel Rodríguez Arroyo.

Os traigo una novela policiaca, también puedes llamarla “negra”, aunque los puristas te dirán que no tiene una atmósfera asfixiante para calificarla como tal. De vez en cuando necesito leer algo así para darle un aire nuevo a mis lecturas, dado que soy incapaz de leer tres libros seguidos del mismo tipo. Hay que darle a la mente y a la imaginación un poco de caña para mantenernos despiertos. 

Se lee muy bien, he tardado muy poco en “liquidarla”, y es que te engancha desde el primer momento. Muy bien escrita, con un lenguaje bastante bueno, un placer leerla. Como decía Baltasar Gracián: «Lo bueno y breve, dos veces bueno». Que se te haga corta es el mejor calificativo que podemos dar a una novela. Desde hace tiempo he renunciado a leer esas novelas gordas que, supuestamente, están escritas por un prestigioso y prolífico escritor. Esta novela ha supuesto mi descubrimiento de Hill y prometo que leeré más de él.

Arranca con un artículo de prensa en el que se relata que un director financiero de una empresa de cosméticos ha matado a su mujer y a su hija de 14 meses y a continuación se ha suicidado. Hasta aquí me dirás que ¡vaya novedad! Eso ocurre, lamentablemente, con asquerosa frecuencia. Yo siempre me pregunto que si estaban tan desesperados por qué no han cambiado el orden y empiezan suicidándose primero. A continuación Toni Hill nos presenta a Héctor Salgado, un inspector de los Mossos d’esquadra argentino que va a ser el encargado de investigar la principal línea argumental del libro, la cual es otro suicidio que tiene en común, con el asesino de su mujer y su hija, que trabajaban en la misma empresa. Para liarlo todo un poco más te diré que la ex-esposa del inspector ha desaparecido en extrañas circunstancias hace seis meses y hay una línea argumental de la búsqueda de la mujer desaparecida. Para colmo de bienes, hay una historia amorosa, porque los buenos y los malos también tienen su corazoncito.

Como comprenderás no voy a seguir diciendo nada porque no te quiero destripar la novela, o como dicen ahora, hacerte un “spoiler” (del inglés “spoil”, que significa estropear o desbaratar, como decía mi abuelo Quico).

Es una novela bastante directa, que no se recrea en adornos innecesarios. Que no hace trampas que te oculten parte de la trama porque conoces todo lo que dicen y piensan los personajes. Que a la hora de resolver el caso no hay un salto mortal como pasa en otras novelas donde dices, claro, si yo llego a saber eso… La pega que yo le he sacado, si es que merece ser calificada como tal, es que el final es un poco intrigante, porque terminas diciendo: ¿Y por qué? Y mirando por si a tu libro le faltan páginas.

Esta es la segunda novela de Toni Hill. La primera se titula El verano de los juguetes muertos (Debolsillo, 2011) y la tercera es Los Amantes de Hirosima (Debolsillo, 2014). Las tres están protagonizadas por Héctor Salgado. Recientemente el autor ha publicado una cuarta novela titulada Los Ángeles de Hielo. Toni Hill es licenciado en psicología, lo cual se nota cuando habla de los suicidas y lo bien que narra los problemas psicológicos de los personajes del libro. Antes de ser un escritor de novelas se ha dedicado a traducir libros y a la colaboración en distintos ámbitos editoriales.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...