jueves, 25 de mayo de 2017

Javier Cortés Soriano: La Escuela Católica. Por José Fernando Juan Santos

Cortés Soriano, Javier: La Escuela Católica. De la autocomprensión a la significatividad. PPC, Madrid, 2015. 280 páginas. Prólogo de José Antonio Marina. Comentario de José Fernando Juan Santos.

El autor es un gran conocedor de la realidad educativa española, desde su labor al frente de la editorial SM y su contacto con la escuela. De ahí que sus reflexiones, como se puede comprobar por su continua actividad como conferenciante y ponente en diversos ámbitos, tengan una gran acogida y generen renovado entusiasmo ante los retos que tiene la educación en general, y la escuela católica (EC) en particular. Este libro ofrece por tanto una madura mirada a la realidad actual, que si bien no elude las críticas necesarias, hace resaltar la confianza en la identidad propia de la EC como origen de las imprescindibles herramientas para seguir avanzando en significatividad y relevancia social.

Javier Cortés ha estructurado esta publicación en cinco grandes capítulos que muestran a su vez el recorrido por el que pretende hacer caminar al lector.

En primer lugar, con más de cien páginas dedicadas a la situación actual y el análisis de la realidad, que divide en el capítulo sobre el contexto actual (I) y el de la relación y significado entre educación y escuela (II). Destaca en ellos un tono ambivalente, un tanto trágico en ocasiones, y con muchos binomios que resolver. Las grandes aportaciones pedagógicas se acogen como desafíos, a las puertas de una vinculación más directa que nunca entre la escuela y el mundo globalizado.

En segundo lugar, otros dos capítulos (III y IV), centrados en la necesidad de evangelizar la escuela (para que pueda ser evangelizadora, con lo que esto es en verdad) y el educador cristiano. Es en esta parte donde Cortés se adentra en las fuentes y en el origen de la escuela cristiana y su desarrollo hasta nuestros tiempos: una educación integral que ofrece a la sociedad actual una respuesta concreta, comprensible y participada. En la perspectiva del autor, que la escuela busque su propia evangelización hace que entre en una dinámica particularmente fructífera y rica. De aquí, la reflexión de Cortés sobre el educador cristiano, con vocación y profesionalidad, que enlaza con los modelos educativos de nuestro tiempo.

Por último, el capítulo V revisa la sostenibilidad de la EC, en línea y en perfecta coherencia con lo examinado en el resto del libro. Por lo tanto, se trata de cinco breves aportaciones que buscan dar un nuevo impulso a la presencia de la EC en el mundo educativo actual. 

En suma, una interesantísima y lúcida mirada con amplia proyección de futuro, que sabe mirar desde aspectos y detalles muy concretos, hasta cuestiones verdaderamente de fondo que preocupan, no sin motivo, a directores, profesores, maestros y profesionales de la EC.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...