domingo, 30 de septiembre de 2012

Javier Melloni: El Cristo interior. Por Javier Sánchez

Melloni, Javier: El Cristo interior. Herder, Barcelona, 2010. 150 páginas. Comentario realizado por Javier Sánchez.


El año pasado, en un retiro de fin semana, Dolores Aleixandre nos pedía que hiciéramos una meditación sobre la introducción de un libro que le había gustado mucho, escrito por un jesuita joven, Javier Melloni, llamado El Cristo interior. Posteriormente hicimos una puesta en común, y me quedé muy impresionado por la cantidad de cosas profundas e interesantes que salieron. Tan es así, que me puse a la caza y captura de este libro. Lo encontré sin ninguna dificultad en Paulinas. La hermana Teresa se deshacía en alabanzas hacia el libro y hacia su autor. Lo sabía todo de él y de toda su obra. En fin, también me recomendó que no leyera el libro de golpe, que lo hiciera poco a poco, meditando tranquilamente cada párrafo, cada palabra. "Este libro está lleno de sabiduría", me dijo, "ni te atragantes ni dejes que se te escape nada". Así lo hice. Y durante el verano del año pasado, con muchas vacaciones por delante, me puse con el libro poco a poco, como me dijo la hermana Teresa. Pero, como ya es habitual cuando presentamos a un autor nuevo en el blog, empecemos por conocer al autor y su obra.

Javier Melloni (Barcelona, 1962) es jesuita, doctor en Teología y licenciado en Antropología Cultural. También es miembro de Cristianisme i Justícia y profesor en la Facultad de Teología de Cataluña. Vive en la Casa de Sant Ignasi en Manresa, donde acompaña y reflexiona sobre las diversas manifestaciones de la experiencia de Dios. Está especializado en mística comparada y diálogo interreligioso. Es autor de diversas publicaciones, entre las que destacamos:

domingo, 23 de septiembre de 2012

James Martin: Más en las obras que en las palabras. Por Blanca Arregui

Martin, James: Más en las obras que en las palabras. Una guía ignaciana para (casi) todo. Sal Terrae-Mensajero, Santander-Bilbao, 2011. Colección «Principio y Fundamento» 8. 397 páginas. Traducción de Milagros Amado Mier. Comentario realizado por Blanca Arregui.

Hace unos meses, comenté en este blog un libro escrito por el jesuita norteamericano James Martin que se titula Tiene gracia… La alegría, el humor y la risa en la vida espiritual, señalando en la reseña las principales notas de su curiosa biografía (ver aquí). Por eso, en esta ocasión, permitidme que no vuelva a hablar del autor y pase directamente a comentar el libro.
Lo he leído porque me gustó el anterior sobre la alegría en la vida espiritual, a pesar de que un amigo jesuita me había dicho que este no le había gustado porque no ahondaba en la espiritualidad ignaciana profunda.
Aunque comprendo que los editores españoles hayan preferido modificar el título original, cuya traducción literal habría sido “La guía jesuita para (casi) todo. Una espiritualidad para la vida real” (seguramente porque alimenta la fama inmerecida de los jesuitas de ir de “sobraos”), reconozco que, al menos la parte de “una espiritualidad para la vida real”, me gusta. Y opino que refleja mejor el contenido del libro que el aforismo ignaciano “Más en las obras que en las palabras” porque, aunque es el título del capítulo décimo, no me parece que sea el hilo conductor del libro.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Albert Nolan: «¿Quién es este hombre?». Por Javier Sánchez

Nolan, Albert: «¿Quién es este hombre?» Jesús, antes del cristianismo. Sal Terrae, Santander, 1981. Colección «Presencia Teológica» 9. 232 páginas. Traducción de Jesús García-Abril. Comentario realizado por Javier Sánchez.

Ya he comentado alguna vez que toda nuestra fe se sustenta en Jesús y en la imagen que tengamos de él. De hecho, es muy curioso ver la evolución que ha sufrido dicha imagen, por ejemplo, a lo largo del siglo XX. Desde el Jesús afeminado de las estampas de principios de siglo (rubito, ojos azules, etc.) al Jesús de Jesus Christ Superstar de Andrew Lloyd Webber, pasando por el Jesús hippie y guerrillero del mayo del 68, hay grandes diferencias. ¿Cómo fue realmente Jesús? ¿Cuál fue realmente su mensaje y en qué contexto lo lanza al mundo? ¿Cómo podemos actualizar tanto al personaje como su mensaje en el contexto actual?
Esta es la pregunta del millón. Y Albert Nolan, el autor del libro que estamos comentando, quiere contestar. Ya sé que este libro tiene sus añitos, treinta en concreto, pero pienso que todavía está vivo y sigue iluminando a muchos creyentes de todo el mundo. Por eso me lanzo a comentarlo, aunque probablemente necesiten poca presentación tanto el autor como su obra.

Albert Nolan nació en Sudáfrica en 1934. Ingresó en la Orden de Santo Domingo (dominicos) en 1954 e hizo sus estudios en Sudáfrica y en Roma. Desde entonces ha enseñado en seminarios y facultades de Teología, ha desempeñado su labor pastoral entre los pobres y ha sido capellán universitario. Es digna de destacar su lucha contra el apartheid (como la de tantas personas de Iglesia comprometidas con la causa de la igualdad entre los hombres), denunciando situaciones globales y específicas de su país, incluso en su época en la que fue superior general de la orden de los dominicos. Persona comprometida, por tanto, con el mundo, como se puede comprobar al leer sus obras.

lunes, 10 de septiembre de 2012

José A. García: Ventanas que dan a Dios. Por Antonio Guillén

García, José A.: Ventanas que dan a Dios. Experiencia humana y experiencia espiritual. Sal Terrae, Santander, 2011. Colección «El Pozo de Siquem» 279. 269 págs. Comentario realizado por Antonio Guillén. 


Antonio Guillén es, a juicio de los que le conocen bien, y por este orden, buena persona, jesuita y valenciano. Teólogo y economista, actualmente es el Instructor de Tercera Probación ("segundo noviciado") de la Compañía de Jesús en España, y gran especialista en los Ejercicios Espirituales de san Ignacio. Desde aquí nuestro agradecimiento por su magnífica colaboración en este blog. (Nota del administrador.)


“¿Dónde está Dios?”, se preguntaban los antiguos, casi desde el inicio de su primera reflexión. “¿Dónde está Dios?”, se pregunta el hombre moderno, mucho más cansado que aquel de las preguntas de sentido, pero igualmente necesitado de respondérselas para poder ser feliz. ¿Cómo descubrir a Dios en medio de una realidad, a veces tan absurda y desapacible? ¿Cómo encontrarlo en el tiempo tan limitado de vida que a cada uno nos es dado? La pregunta no desaparece en ninguna cultura, a lo largo de los siglos, ni dejar de hacérsela aporta el más mínimo sentido a una existencia humana vivida con honestidad. ¿Dónde está, cómo está y cómo encontrar al que fundamenta el sentido de nuestras débiles existencias?

La historia de la espiritualidad humana conserva multitud de respuestas a esta inquietud. Pero no raras veces, el desgaste de las formulaciones antiguas y la consiguiente carga ideológica que aquellas entonces adquieren, hacen necesario que cada cultura, con sus planteamientos propios y con un nuevo lenguaje, aporte respuestas mejor formuladas a la misma cuestión. Esa tarea de formulación en la cultura actual, orada y pensada, es la que podemos y deseamos recibir de los maestros del espíritu.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Christopher Morley: La librería ambulante. Por Javier Sánchez

Morley, Christopher: La librería ambulante. Periférica, Cáceres, 2012 (original de 1917). Colección "Largo Recorrido" 32. 182 páginas. Traducción de Juan Sebastián Cárdenas. Comentario realizado por Javier Sánchez.

Mi relación con esta novela es digna de una novela. Romántica, eso sí. Con final feliz. Como todas las novelas. Bueno, por lo menos por las escritas en 1917 (como la que vamos a comentar). ¿Por qué digo esto? Por una razón muy simple, porque no suelo comprar libros por impulso. Me explico. Siempre suelo llevar una lista de lo que quiero comprar cuando voy a una librería. Aunque es verdad que voy muchas veces a las librerías a mirar las novedades y no compro nada. Vaya, me estoy yendo por las ramas. El hecho es que esta novela me ha seducido. Sí, como suena. Muchos elementos han contribuido a ello. Primero, me encanta la foto que han puesto en la cubierta del libro: foto en blanco y negro en la que se ve a un tipo bien vestido (con traje y corbata) subido en un carro tirado por un caballo que tiene un cartel que dice "books" (libros, por si hay algún despistado por ahí). El camino por el que va el carro está completamente anegado de agua. Una joven, que está en el jardín de su casa, entrega algo al señor del carro. ¿Comida? ¿Pan? No sé muy bien lo que sostiene la joven en la otra mano. Parece como si la joven pagara al señor tras haber comprado algún libro. Hasta aquí la foto. Enhorabuena a los de maquetación y marketing.

Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...