domingo, 23 de septiembre de 2012

James Martin: Más en las obras que en las palabras. Por Blanca Arregui

Martin, James: Más en las obras que en las palabras. Una guía ignaciana para (casi) todo. Sal Terrae-Mensajero, Santander-Bilbao, 2011. Colección «Principio y Fundamento» 8. 397 páginas. Traducción de Milagros Amado Mier. Comentario realizado por Blanca Arregui.

Hace unos meses, comenté en este blog un libro escrito por el jesuita norteamericano James Martin que se titula Tiene gracia… La alegría, el humor y la risa en la vida espiritual, señalando en la reseña las principales notas de su curiosa biografía (ver aquí). Por eso, en esta ocasión, permitidme que no vuelva a hablar del autor y pase directamente a comentar el libro.
Lo he leído porque me gustó el anterior sobre la alegría en la vida espiritual, a pesar de que un amigo jesuita me había dicho que este no le había gustado porque no ahondaba en la espiritualidad ignaciana profunda.
Aunque comprendo que los editores españoles hayan preferido modificar el título original, cuya traducción literal habría sido “La guía jesuita para (casi) todo. Una espiritualidad para la vida real” (seguramente porque alimenta la fama inmerecida de los jesuitas de ir de “sobraos”), reconozco que, al menos la parte de “una espiritualidad para la vida real”, me gusta. Y opino que refleja mejor el contenido del libro que el aforismo ignaciano “Más en las obras que en las palabras” porque, aunque es el título del capítulo décimo, no me parece que sea el hilo conductor del libro.
Como primera aproximación, os cuento que del libro me gusta, sin duda, su frescura, sus ejemplos y anécdotas, tan aplicables a la vida cotidiana, y la imagen tan cercana de Dios que transmite. 
A lo largo de catorce capítulos, el autor va desgranando diversos temas o aspectos propios de la vida espiritual, haciéndolo desde una óptica ignaciana: quién fue San Ignacio y cuáles fueron sus escritos, la oración y la comunicación con Dios, el estilo de vida sencillo, la pobreza, castidad y obediencia (no solo como votos de los religiosos consagrados sino como consejos evangélicos aplicables en la vida de los seglares también), la espiritualidad del trabajo y la vocación, la toma de decisiones desde una actitud de discernimiento espiritual, etc. 
Si tuviera que quedarme con solo una parte del libro, creo que me quedaría con los capítulos  5 y 6, en los que aborda el tema de la oración y de la comunicación con Dios. Me parece que es capaz de enfocar el tema desde tantos prismas, que es imposible que alguien no encuentre el suyo. Ayudará al que se encuentra en búsqueda a responder a la pregunta que tantas veces me han hecho: Pero, ¿cómo es eso de hacer oración? A mí ya me ha ayudado cuando he tratado de explicarle a mi hija de once años cómo diferenciar la voz de Dios de la propia. 
P. James Martin sj
Personalmente me ha gustado mucho el tratamiento de la pobreza así como del estilo de vida sencillo, pero he de reconocer que quizás sea porque coincide en el tiempo con una inquietud grande por el tema de la pobreza y la confianza en Dios, la preocupación por la cultura del consumismo en que siento que estamos inmersos, la economía del bien común…
Para los no ignacianos, creo que os resultará novedoso el enfoque espiritual de la vida laboral y la carrera profesional. Y ello porque, en general, suele sorprender la importancia que damos los cristianos ignacianos al trabajo como lugar de Misión. El P. Martin lo aborda desde muchas visiones, enseñándonos a descubrir a Dios en el ambiente laboral, tratando el tema del estrés y la adicción laboral, así como escribiendo sobre la ética profesional y, por último, preocupándose por los pobres.
Un último comentario de interés: Tras los agradecimientos, el P. Martin nos regala una bibliografía comentada de libros sobre San Ignacio y los jesuitas, con predilección por libros escritos en inglés, obviamente. 
A los no creyentes, os animo a conocer una espiritualidad “mundana” que puede ser fácil de comprender para vosotros. A los creyentes de otra espiritualidad, os animo a leer el libro para incorporar matices evangélicos ignacianos a la vuestra. A los ignacianos, a encontrar respuestas para vuestras búsquedas actuales en los comentarios prácticos, sencillos pero vividos, de James Martin.


Quizá también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...