lunes, 10 de marzo de 2014

AA.VV.: Letras para crecer. Por Javier Sánchez

AA.VV.: Letras para crecer. Antología de autores extremeños. Extremayuda-Asociación Cultural Norbanova, Cáceres, 2013. Comentario realizado por Javier Sánchez.

No gana uno para sorpresas. Este libro me lo regaló Piluca, una amiga de Cáceres (que, por cierto, no quiso dedicármelo), en una de mis múltiples visitas a la ciudad que hago últimamente. El hecho es que me encantó el detalle y, cosa esperable, el propio libro. ¿Por qué? Porque me entusiasma ver libros publicados en los que participa gente que conozco y que hace mucho tiempo no sé nada de ellos. Y, como diremos más adelante, este libro tiene algo especial: todo el dinero que se recaude por su venta está destinado a la creación de bibliotecas básicas en distintos barrios de Trujillo, en Perú.
Bien. Como habrás podido apreciar, este libro está editado por la ONGD Extremayuda (me encanta el nombre) y la Asociación Cultural Norbanova (también me gusta este nombre). Pero voy a dejar a Damián Gallego, presidente de Extremayuda, que presente el propio libro.

"Pedimos al lector que por un momento se traslade a una ciudad sudamericana, en la costa del Pacífico, con inevitables resonancias extremeñas: a Trujillo, en Perú.
Allí viven en torno al millón de habitantes y, como en muchas ciudades de este continente, hay grandes desigualdades y muchas zonas pobres. En una de estas áreas suburbiales, llamada Alto Trujillo, hay un elevado número de niños pequeños que salen del colegio al mediodía, para dejar espacio a los mayores, y regresan a sus casas, donde no hay nadie para recibirlos, pues los padres -o muchas veces las madres que han sido abandonadas por sus parejas- realizan jornadas laborales muy largas. Esta situación condena a los niños a la calle, a vagar por el barrio, sin nada que llevarse a la boca ni nadie que se ocupe de ellos.
La ONG "Extremayuda" colabora para intentar paliar este drama con un programa educativo que consiste en que una mujer con una instrucción muy básica, a cambio de un módico salario, reciba en su humilde casa -habitualmente de adobe y con suelo de tierra- a ocho o diez de estos niños o niñas, preocupándose de que coman, hagan los deberes y estén recogidos hasta que vengan sus padres a por ellos. Este proyecto llamado "Wawa Wasi", que en quechua quiere decir "casa de niños", es de una gran trascendencia para el futuro de los pequeños, pues suple algunas de sus grandes carencias y evita que estén en esa tremenda escuela de delincuencia y marginación que es la calle.
Pero además nos hemos propuesto que estos niños puedan crecer, como muchos niños de otras partes del mundo, oyendo lecturas memorables, lecturas universales, que han iluminado nuestra infancia y juventud y la de nuestros hijos, desde las famosas narraciones de Las mil y una noches, los cuentos de los hermanos Grimm, Perrault o Collodi a las fascinantes aventuras de Swift o Stevenson.
Becarios del programa Extremayuda
Con los beneficios de la venta de este libro, Letras para crecer, nos proponemos adquirir una pequeña biblioteca para cada una de esas "Wawa Wasi", quince o veinte libros que contengan un mínimo muestrario de esas obras universales, cuya lectura en voz alta ayude a estos niños a crecer contra la terrible realidad que les asedia.
Para nuestro asombro y satisfacción, este proyecto, plasmado en esta antología, ha tenido una acogida entusiasta entre los escritores extremeños convocados, que han colaborado desinteresada y diligentemente, haciéndonos llegar estas "letras para crecer"...
Deseamos finalmente que la lectura de este libro deleite al lector, pues reúne una sorprendente diversidad de textos no solo de indudable valor artístico, sino también de un emocionante sentido solidario".

Así es. En el libro se recogen aportaciones de sesenta y dos poetas y novelistas extremeños. Algunos son muy conocidos, como Javier Cercas, Inma Chacón, Luis Landero o Javier Pérez Walias (que fue compañero mío de trabajo hace mucho tiempo, cuando yo estuve dando clase en un colegio de Cáceres). Otros no lo son tanto. En cualquier caso, todos ellos aportan un granito de arena a este proyecto tan maravilloso de ayuda a Trujillo, Perú. Y lo hacen con maestría, con arte, con saber hacer. Algunos relatos son espectaculares (me encanta el de Javier Pérez Walias: Xilófono de infancia), evocadores... Otros son sencillamente geniales (como el de Fernando Alcalá Suárez: Sin trampa ni cartón). Incluso los poemas (a mí la poesía me pilla tangencialmente) son de una altura sin parangón. En fin, que merece la pena leer este libro por todo lo que aporta, por todo lo que simboliza y por la finalidad para la que ha sido concebido.

Preguntado cómo se puede adquirir este libro (puesto que lo vais a tener difícil encontrarlo fuera de Extremadura), me dicen que lo mejor es ponerse en contacto con la ONG Extremayuda. Esta asociación tiene un blog en el que aparecen datos de contacto. La dirección es http://www.extremayuda.org. Supongo que ellos te orientarán sobre cómo hacerte con un ejemplar. Que lo disfrutes. Hasta la próxima.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...