viernes, 14 de septiembre de 2018

José Antonio Martínez Díez: El cristiano ante la inmigración. Por José María Vaca Nieto

Martínez Díez, José Antonio: El cristiano ante la inmigración. PPC, Madrid, 2008. 221 páginas. Comentario realizado por José María Vaca Nieto.

Si la preocupación por la inmigración es un fenómeno creciente entre todos los ciudadanos, los responsables públicos y, en general, de toda la sociedad, no lo es menos entre los cristianos. Con una tradición larga de reflexión y de praxis ante las diferentes realidades que se han producido a lo largo del tiempo, los cristianos se plantean hoy cómo y desde dónde hay que afrontar las nuevas circunstancias que acompañan hoy al fenómeno migratorio.

Para ello, se presentan una serie de temas que van desde los más directos hacia los inmigrantes mismos —¿cómo transmitir las actitudes básicas de solidaridad y acogida?— hasta llegar a asuntos de trascendencia política para influir desde este ámbito en la regulación legal —¿cómo se regulan los flujos, se respetan los derechos o se buscan cauces de integración social?—.

El presente libro es un serio intento de buscar los fundamentos cristianos para la interpretación de la realidad y ayudar a situarse en dicha realidad desde una fe instruida y dar razón de la forma de proceder desde la que se sitúa la Iglesia. El autor de esta obra, José Antonio Martínez, nos ofrece un riguroso análisis en el que sin duda se alumbra su experiencia personal de contacto directo con la inmigración y con una experiencia larga de acercamiento a otras culturas y realidades. El trabajo se centra en exponer los fundamentos bíblicos, teológicos y pastorales que ayuden a un posicionamiento riguroso desde la fe del creyente para que puedan sacar conclusiones prácticas y la realidad que le toca vivir. La fundamentación bíblica es rica y clarificadora, desarrollando el concepto de extranjero en la tradición bíblica, la forma de acoger y de defender sus derechos y el significado de la hospitalidad. La idea de universalidad defendida en los evangelios plantea una actitud básica para todo creyente, pasando del concepto de extranjero al de ciudadano. Este universalismo lo va fundando tanto en los evangelios como en las demás escritos neotestamentarios.


La fundamentación teológica parte del hecho del hombre como llamado a la apertura y la comunicación a semejanza del Dios en el que cree. Por ese motivo trata temas como el universalismo, la tolerancia, el diálogo o la solidaridad. Una solidaridad que se hace comunión, que construye comunidad y que lleva, como consecuencia, a plantear el destino universal de los bienes. Planteamiento éste que, desde el punto de vista cristiano, debería estar muy presente en las políticas económicas especialmente en un tiempo de crisis, ya que el Dios que se encarna es el modelo de la opción por una solidaridad fundamental entre los hombres.

En la fundamentación pastoral se plantea la Doctrina Social que la Iglesia ha venido formulando a lo largo del tiempo y que viene bien recordar hoy. En su acomodación local, se traen a colación algunos textos de la Iglesia española —por los que parece que no pasa el tiempo— que pueden servir de gran ayuda para iluminar el compromiso cristiano con los inmigrantes. Publicaciones como ésta pueden servir de gran ayuda para procesos de reflexión y formación de tantos grupos creyentes que se comprometen por la ayuda de los derechos de los migrantes y que trabajan por la integración social y eclesial de los recién llegados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...