viernes, 10 de abril de 2015

Paolo Flores d'Arcais: Por una democracia sin Dios. Por Daniel Izuzquiza

Flores d’Arcais, Paolo: Por una democracia sin Dios. Trotta, Madrid, 2014. 104 páginas. Traducción de Andrea Greppi. Comentario realizado por Daniel Izuzquiza.

Hay quien dice que, en nuestro mundo, hay más diferencias entre los secularistas y los creyentes, que entre los creyentes de diversas confesiones entre sí. Afirmación que, sin duda, requiere muchas matizaciones. Pero parece que es lo que piensa Paolo Flores d’Arcais cuando insiste en colocar juntos al católico Josef Ratzinger, al musulmán Tariq Ramadán y al agnóstico Jürgen Habermas (que se ha abierto progresivamente a la valoración positiva del hecho religioso en la convivencia de la ciudad secular). Los coloca juntos para criticarles, argumentando que la religión no debe jugar ningún papel en la esfera pública. En el camino, el conocido filósofo y editor de la revista MicroMega, trata de los fundamentos de la democracia, de ética (nihilismo, valores, relativismo), de la ciencia y la argumentación racional, de los límites de la libertad, del significado de las mayorías…. Pero la sensación no es la de estar ante un diálogo abierto a la deliberación, sino ante una argumentación llena de preconcepciones (la diferencia de talante con un Habermas, por ejemplo, es notoria). Además de numerosas discrepancias en afirmaciones o valoraciones concretas, llama la atención cómo el autor identifica de manera simplista democracia con autonomía y religión con heteronomía. Quizá Flores d’Arcais podría revisar algunas nociones del pensamiento teológico contemporáneo, tales como la «autonomía teónoma» o la «teonomía participada», para enriquecer y matizar su postura.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...