jueves, 14 de septiembre de 2017

Beatrice Gatteschi y Roberto Maier: Diálogos de esperanza. Por David Cabrera

Gatteschi, Beatrice y Maier, Roberto: Diálogos de esperanza. Conversaciones entre una mujer que ha superado una terrible enfermedad y su párroco. EDE, Madrid, 2017. 128 páginas. Traducción de M. M. Leonetti. Comentario realizado por David Cabrera.

La enfermedad del cáncer forma parte de nuestra sociedad y por desgracia con más frecuencia de la esperada. La correspondencia que aparece recogida en este libro no es una explicación de la enfermedad, sino la vivencia de la enfermedad. Es un relato sobrecogedor, expresado en forma de cartas, entre una mujer que ha padecido el cáncer y su amigo sacerdote. En sus cartas, ella recoge la vivencia de lo que se va sucediendo. El impacto de la confirmación médica, las dolencias de la quimioterapia, la paradoja de un tratamiento que te salva, aunque te mate de dolor y sufrimiento, la familia y los amigos, los miedos y los pensamientos, la muerte cercana y la esperanza de seguir viviendo. El sacerdote contesta desde la fe y la actitud de ayuda de quien se pone a la escucha paciente e intenta consolar con una palabra llena de bondad y sabiduría. Ella va contando, él va intentando comprender. Así se van dando espacio y palabra. 

El libro es recomendable para aquellos que viven el cáncer y para los que desean conocer lo que se vive con él. Quien lo ha experimentado puede encontrar en este testimonio palabras que dan forma a lo que se siente por dentro. Pero también quien desee conocer de cerca lo que el enfermo vive puede encontrar aquí un relato que le ayude a sumergirse en ese mundo donde el sufrimiento y la soledad adquieren todo el sentido. Se trata de unas palabras cargadas de afecto y de realidad. No se puede buscar en estas cartas teoría y soluciones. Solo se encontrará el deseo de seguir viviendo, como una pequeña llama que parece que se apaga, pero sigue iluminando toda la estancia. No es fácil poner palabras llenas de esperanza cuando lo que rodea es la muerte. Es un canto a la vida. Al deseo de seguir viva. Beatrice es la actriz principal, Roberto el testigo y el espectador. La enfermedad, el miedo y la muerte no tienen la última palabra en la vida de una persona. Son la esperanza y el amor, la paciencia y la vitalidad, las que cobran todo el protagonismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...