viernes, 16 de diciembre de 2016

Francisco Contreras Molina: Confesiones de un cura rural. Por José María Vaca Nieto

Contreras Molina, Francisco: Confesiones de un cura rural. O vivir la alegría de ser Iglesia de Dios. PPC, Madrid, 2010. 246 páginas. Comentario realizado por José María Vaca Nieto.

El título, nacido de la síntesis entre el Diario de un cura rural, de Bernanos, y de Un cura se confiesa, de Martín Descalzo, adelanta perfectamente al lector sobre lo que se va a encontrar en el interior: las experiencias y vivencias, puestas por escrito, de un sacerdote que ha ejercido su ministerio durante más de veinticinco años apoyando a los diferentes párrocos en un pueblo de la provincia de Granada.

El autor, religioso claretiano, recientemente fallecido, durante la semana profesor de Biblia en la Facultad de Teología, y los fines de semana párroco rural, manifiesta de esta manera la riqueza de su experiencia sacerdotal en este escrito, a veces en prosa, a veces en verso, evocando las experiencias de encuentro que aparecen en los evangelios, cuando reflexiona sobre sus propias experiencias de encuentros sacerdotales. El subtítulo de Vivir la alegría de ser Iglesia de Dios, sumerge al lector en otra forma de Iglesia, la de Comunión, experiencia concreta bien diferente a la que relatan habitualmente las páginas de los periódicos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...