martes, 10 de julio de 2018

Mariola López Villanueva: Regalarnos una tarde. Por Lucía Muñoz Moro

López Villanueva, Mariola: Regalarnos una tarde. PPC, Madrid, 2017. 200 páginas. Comentario realizado por Lucía Muñoz Moro.

Mariola López Villanueva nos regala mucho más que una tarde. Nos regala un montón de pequeños trocitos de su vida. Momentos preciosos e iluminadores en los que la autora muestra su relación con Dios y con los demás. Son ratos encantadores, dos páginas cada uno con conversaciones, anécdotas, cuentos, citas, lecturas y películas compartidas, sencillas escenas cotidianas que nos abren a la vida y a la luz a través de muchos rostros. Nos dice la autora que a veces sentía pudor al contar cosas que podían parecer muy personales, pero fue recibiendo opiniones que le mostraban que era precisamente eso lo que más ayudaba. 

Una de sus reflexiones nos habla de las personas que nos dan alas, esas personas que nos miran por dentro mirando lo bueno y queriendo sacar lo mejor de nosotros. A veces esto no lo practicamos con los más cercanos… sería bueno volver a confiar en ellos, seguir apostando por lo mejor de cada uno en nuestra familia, en el trabajo, en la comunidad.

En otra esquina del libro, otras bonitas palabras de la autora: “Si me pregunto en estos momentos de mi vida qué es lo que más hondamente deseo, me brotan dos cosas: alegrar y sanar”. Quizás tanto ella como nosotros necesitamos recibir eso cada día: sentirnos amados y perdonados por el Señor. Eso nos da la fuerza para desear hacer lo mismo con los demás. Si un mal de nuestro tiempo es que “vivimos distraídos”, la autora nos lo dice también: “Estamos amenazados de activismo y dispersión, las tareas son muchas y las presencias pocas. Jesús nos dirá: Os estáis perdiendo lo único necesario”. Muchas veces es más importante lo que irradiamos que lo que hacemos. 

Os recomiendo este pequeño tesoro para leer un trocito cada día y, sobre todo, para aprender a saborear un poco más el paso de Dios en nuestra vida. Además, López Villanueva nos acerca a hombres y mujeres maravillosos: Madeleine Delbrêl, André Depierre, Christian de Chergé, Etty Hillesum, Nelson Mandela… Personas que se acercaron a los hombres y mujeres de su tiempo intensa y amorosamente. La autora también nos anima a conocer y seguir los pasos de estos “ángeles”, esparciendo por estas páginas palabras inspiradoras y emocionantes de unos y de otros. Muchos de ellos, verdaderos ejemplos de diálogo y de amor con aquellos que no compartían la misma fe, abrazaron con su presencia miles de vidas necesitadas de un abrazo nada más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...